¿Sabrías cómo mostrar y colocar tus productos para mejorar su posicionamiento e incrementar sus ventas?

Una de las mejores formas de hacer llegar tus artículos al consumidor es la Publicidad en el Lugar de Venta, PLV, herramienta indispensable en la estrategia de comunicación y campañas promocionales de cualquier tipo de empresa. Utilizando por ejemplo las cajas expositoras.

¿Qué es la PLV?

La publicidad en el lugar de venta (PLV) es el conjunto de carteles, vinilos, expositores, displays o de cualquier elemento que tiene como función transmitir un mensaje publicitario y aumentar la visibilidad del producto que promociona. Su característica esencial es que están colocados en el mismo punto de venta para favorecer la compra de los productos publicitados.

El objetivo principal de la PLV es captar la atención del consumidor y propiciar la venta de los productos que se estén promocionando en el establecimiento comercial. Esta estrategia se basa en aprovechar la compra por impulso seduciendo al consumidor en el momento de la compra.

Un buen ejemplo de publicidad en el lugar de venta son las cajas expositoras y muebles expositores que se localizan en los puntos calientes. Los puntos calientes son aquellos lugares dentro del establecimiento donde los clientes observan más los productos y tienen mayor actividad, tales como líneas de caja, mostradores o cabeceras.

Ventajas de la publicidad en el punto de venta

La gran ventaja de la PLV es que el cliente ya se encuentra en el lugar de venta, no hace falta salir a buscarlo, simplemente hay que lograr llamar su atención.

Hoy en día, los clientes están expuestos a una gran cantidad de impactos publicitarios. Cada vez es más difícil llegar a ellos, por lo que es esencial segmentar las campañas publicitarias y desarrollar estrategias eficaces para poder llegar al público objetivo que espera ser sorprendido y conquistado. Una campaña creativa y bien dirigida llamará la atención de los consumidores, y además aumentará el conocimiento que tengan sobre el producto que se esté comercializando.

En definitiva, la publicidad en el punto de venta supone una gran ventaja de comercialización respecto a la competencia. La marca que hace uso de esta estrategia se diferencia claramente en cuanto a imagen y reconocimiento de marca, además de promoción del producto.

Son varios los aspectos que influyen en la decisión de compra del consumidor, pero si se es capaz de ofrecer un valor añadido al producto, los beneficios de la PLV pueden ser muchos:

  1. Fideliza a tus clientes

El lugar de venta es el sitio ideal para fidelizar a tus clientes. El consumidor no sólo debe tener acceso al producto que está buscando, sino que debe ser capaz de encontrar toda la información necesaria sobre el mismo. Esto genera confianza y seguridad en el cliente hacia la marca, lo que hará que vuelva a adquirir el producto en un futuro.

  1. Mejora tu imagen de marca

Diferénciate de la competencia y mejora tu imagen de marca. Una estrategia creativa dirigida al público objetivo mejorará la imagen que los consumidores tienen de tu marca.

El objetivo final es que te recuerden a ti en vez de a tu competencia. Es decir, cuando necesiten algo de tu sector, que recurran a tu empresa.

  1. Aumenta tus ventas

Un plan de marketing bien planteado te permitirá llegar a tu público objetivo, y con ello aumentar las ventas de los productos situados en el punto de venta.

La mejor estrategia es situar el producto en las zonas calientes de paso frecuente. Los posibles clientes verán tu producto aumentando la posibilidad de venta.

  1. Capta nuevos clientes

De la misma forma que se fideliza al cliente, es posible captar nuevos. Los expositores publicitarios son escaparates de producto y su función es que los consumidores se paren a mirar.

Si el producto está orientado a ellos y se acompaña de una buena estrategia creativa, aumentan las posibilidades de captar nuevos clientes ampliando así tu mercado.

Es esencial la promoción adecuada del producto. Ésta debe captar la atención de la persona que pase cerca del expositor, despertando su curiosidad sobre el producto.

  1. Alta rentabilidad de la inversión

Con la inversión realizada en publicidad en el punto de venta con expositores publicitarios se obtiene una alta rentabilidad.

No obstante lo que también va a captar la atención del cliente es el diseño del expositor y el mensaje publicitario que contenga.

No hay que olvidar invertir en un diseño atractivo y en la elaboración de un mensaje publicitario.

Cajas expositoras y muebles expositores

Las cajas expositoras son aquellos expositores publicitarios que se exponen en el mostrador del punto de venta. No sólo contienen el producto, sino que es muy fácil de manejar y trasladar. Es la mejor forma de llamar atención en el momento de compra.

caja expositora

 

En cuanto a los muebles expositores, permiten exponer el producto en el lugar de venta. Existen diferentes materiales y estructuras: madera, cartón, metal, etc. En función de la empresa y el producto, se elegirá el tipo y material del expositor

 

ejemplo caja expositora

 

Los muebles expositores y cajas expositoras son un claro ejemplo de los elementos que puede contener una estrategia de publicidad en el punto de venta.

Existen diferentes tipos de expositores publicitarios: varían en tamaño, forma, material, etc. Si quieres informarte a fondo sobre ello, no puedes perderte nuestro post Expositores de mostrador, una ventaja para tu empresa.

Esperamos que te haya gustado nuestra noticia y, lo más importante, que hayamos solucionado todas tus dudas. Si quieres tu propio expositor publicitario, no dudes en consultarnos. Te animamos a que veas nuestros trabajos y descubras todo lo que podemos hacer por ti.