¿Está buscando un portafolletos? Si es así, está en el lugar adecuado, ya que aquí vamos a hablar de los diferentes tipos de portafolletos.

Portafolletos de pared

Los portafolletos de pared son el tipo más popular de portafolletos. Están hechos de metal, acrílico o madera, y pueden utilizarse como expositores de pared o de suelo. Hay muchas formas disponibles para este tipo de portafolletos, como pirámide, redonda, cuadrada y rectangular.

Estos tipos de portafolletos vienen en muchos tamaños diferentes para acomodar los folletos de cualquier tamaño que desee utilizar con ellos. Por ejemplo, si tiene un negocio pequeño, un portafolletos de pared de tamaño más pequeño le vendrá bien porque no ocupará demasiado espacio en la pared o en el suelo, pero tendrá suficiente espacio para que la gente ponga sus tarjetas de visita en ellos cuando visiten su tienda o edificio de oficinas.

Portafolletos metálicos

Los portafolletos metálicos son probablemente el tipo más común de portafolletos. Son duraderos y resistentes a la intemperie, lo que los hace ideales para su uso en el exterior en locales comerciales. Están disponibles en una gran variedad de tamaños, formas y colores. Estos portafolletos metálicos pueden utilizarse para exponer revistas o periódicos, así como folletos u otros tipos de material impreso. Esta es una excelente opción si quiere algo que dure varios años sin mostrar signos de desgaste.

Los portafolletos metálicos están disponibles en muchos estilos diferentes, entre ellos

  • De una sola cuerda (una sola pieza)
  • De dos hilos (dos piezas unidas por abrazaderas)
  • Tres hilos (tres piezas unidas por abrazaderas)

Portafolletos de metacrilato y acrílico

Un portafolletos es una forma estupenda de exponer y almacenar sus folletos.

Los portafolletos de metacrilato y acrílico están hechos de acrílico transparente, por lo que son ligeros y fáciles de limpiar. También están disponibles en varios tamaños, formas y diseños.

Los portafolletos de acrílico se pueden encontrar en diferentes colores, como el negro, el blanco y el plateado; esto le permite elegir el que mejor se adapte a su decoración o a la combinación de colores de su marca.

Expositores de pared

Los expositores murales se utilizan en oficinas y tiendas. Están hechos de metal, acrílico o madera. Los expositores murales se utilizan para mostrar folletos y otros documentos. Los hay de diferentes tamaños y formas. También puede elegir entre una gran variedad de colores.

Portafolletos de suelo

Los portafolletos de pie pueden utilizarse para exponer folletos en una tienda. Los portafolletos de pie están disponibles en diferentes diseños y tamaños. El portafolletos de pie está disponible en diferentes colores, materiales y formas.

Portafolletos de sobremesa

Los portafolletos de mesa son la mejor opción para las pequeñas empresas. Son versátiles, fáciles de transportar y se instalan en pocos minutos. Si quiere que su empresa se haga notar en ferias, festivales o cualquier otro evento que requiera transportar su expositor de un lugar a otro, este tipo de portafolletos es una excelente opción.

Los portafolletos de sobremesa también son fáciles de guardar porque se pueden plegar cuando no se utilizan; esto los hace ideales para los vendedores que viajan y necesitan tener sus productos a mano en todo momento pero no tienen espacio para expositores voluminosos en casa o en el trabajo. Además -y quizás lo más importante- los portafolletos de sobremesa ocupan menos espacio que los modelos de suelo porque no se colocan detrás de la mesa por la que pasan los clientes; en cambio, este tipo de expositores se colocan por encima (a la altura de los ojos) o por debajo (a la altura de los hombros) para que la gente que pase por allí los vea inmediatamente sin tener que mirar primero hacia sus pies.

Los soportes para folletos son de varios tipos.

Hay varios tipos de portafolletos entre los que elegir. El tipo de portafolletos que utilice dependerá de sus necesidades, como el tamaño y el peso de sus materiales.

  • Portafolletos de pared: Los hay de dos tipos principales: metálicos y acrílicos. Los portafolletos de pared de metal tienen una gran variedad de estilos y tamaños, por lo que son ideales si necesita algo que ocupe menos espacio pero que ofrezca un buen soporte. Los portafolletos de pared de acrílico pueden ser una mejor opción para expositores más grandes o artículos más pesados, ya que son más resistentes que sus homólogos de metal.
  • Portafolletos de suelo: Si desea exponer un gran número de materiales pero no tiene mucho espacio para mesas o soportes alrededor de su escritorio, los soportes para folletos de suelo son una solución excelente porque permiten a los usuarios moverse fácilmente con sus materiales mientras los mantienen accesibles en todo momento (y sin tener ningún desorden).

Conclusion

En este artículo hemos hablado de los tipos de portafolletos. Los portafolletos son muy utilizados por empresas y organizaciones para mostrar sus productos y servicios. Están disponibles en una gran variedad de estilos y diseños que se pueden personalizar según las necesidades de los clientes.